Autodespido

Abogados Laborales Gratuitos

El autodespido o despido indirecto es un acto unilateral que permite al trabajador -cuando su empleador ha incurrido en un  incumplimiento contractual o infracción legal- liberarse y poner término a su contrato de trabajo, con derecho a demandar además de las indemnizaciones por años de servicio y la sustitutiva por falta de aviso previo una serie de recargos legales adicionales, reajustes, interés y costas. Por cada año de servicio y fracción superior a seis meses (cumplido el año) se paga un sueldo bruto (total haberes)


No, pues no es requisito legal y además nosotros nos encargamos de todo.

Siempre tienes derecho a autodespedirte, incluso cuando simplemente estas harto o aburrido de tu trabajo. Siempre encontraremos alguna causal o motivo para autodespedirte, por ello jamás renuncies, autodespídete. Generalmente los autodespidos se fundan legalmente en el atraso o no pago de remuneraciones (bonos, comisiones u horas extraordinarias); en el atraso o no pago de cotizaciones previsionales o de salud; en la alteración o modificación unilateral de la jornada, lugar de prestación de los servicios o de las funciones pactadas; en el acoso laboral o sexual; en el incumplimiento de las medidas de seguridad, etc).

Frecuentemente nos consultan cómo “hacer” o cuáles son los pasos a seguir para tramitar un autodespido. La respuesta es simple,  contáctanos  a fin de que te orientemos y encontremos alguna causal legal que permita autodespedirte. Luego, enviaremos una carta de aviso de autodespido al domicilio de tu empresa (fecha en que termina la relación laboral). Y por último, presentaremos la demanda laboral por autodespido, previa firma del mandato judicial respectivo y reclamaremos todas las indemnizaciones legales. En suma, una vez que hayas decidido dejar tu trabajo sólo debes firmar un mandato judicial y nosotros nos encargaremos de tramitar íntegramente tu autodespido (carta autodespido + mandato judicial+ demanda autodespido + notificación + sentencia judicial).

La diferencia es grande, radical. El autodespido –a diferencia de la renuncia- permite al trabajador terminar su contrato con derecho además de las indemnizaciones por aviso previo y por años de servicio a recargos legales adicionales, reajustes, interés y costas.

Porque renunciando te irás con las manos vacías, perderás las indemnizaciones que merecidamente te has ganado y le harás un gran favor a tu empresa. Muchas veces el empleador no quiere despedir al trabador para evitar indemnizarlo y esperará meses o años hasta que se aburra. Si no quieres trabajar más para tu tirano jefe, no renuncies, autodespídete y tendrás derecho a las mismas indemnizaciones que si te hubiesen desvinculado o despedido.

Es relativo, aproximadamente 45 ó 60 días contados desde la fecha de presentación de la demanda ante los tribunales de justicia. El lapso dependerá de una serie de factores (complejidad del caso, oposición del demandado, cuantía, tribunal, demora en la notificación, etc.

Servicio Gratuito,
Consulta Rápidamente!

¡Somos expertos en demandas y juicios laborales
¡Llamanos, podemos ayudarte!